AGTAMAR- UPTA.- Podemos solucionar parte del problema de las pensiones si somos capaces de establecer un salto en las cotizaciones de los trabajadores autónomos.

Los datos que la Seguridad Social proporciona puntualmente comienzan a darnos la razón en cuanto a la falta de progresividad del sistema de cotización al RETA.

En la actualidad, tenemos un déficit de cotización que ha hecho que nuestro sistema de protección se encuentre en estos momentos en una situación altamente delicada.

Según el análisis que la Asociación Gallega de Trabajadores Autónomos y del Mar (AGTAMAR-UPTA) está realizando sobre la evolución de las pensiones en estos últimos meses, los datos son concluyentes.

En el pasado mes de junio el sistema realizó el pago de prestaciones a más de 267.000 beneficiarios del RETA en nuestra comunidad, siendo la media de las mismas de 547€. De estas, más de 181.000 son pensiones de jubilación con una media de percepción económica que ronda los 599€, le siguen las pensiones de viudedad, superando las 59.800 con una media de 399€. El número de pensiones por incapacidad permanente ascendió a 14.165, con una media económica de 636€; y por último las pensiones de orfandad que alcanzaron a 8.136 beneficiarios con una media de 376€.

En total, nuestro sistema esta asumiendo el cargo de pensiones que suponen un coste, solamente de estas contingencias, de más de 146 millones de euros mensuales.

Por el contrario, en Galicia, contamos con más de 217.000 autónomos y autónomas, de los cuales más del 80 % están cotizando en bases mínimas, es decir, la recaudación total no supera los 65 millones de euros.

Esta situación de desequilibrio se ha visto agravada desde la entrada en el  RETA del régimen agrario con unas bases de cotización sensiblemente menores que las de los trabajadores autónomos.

Las cifras son claras, tenemos un diferencial de aproximadamente unos 81 millones de euros, y desde nuestra organización opinamos que este es uno de los grandes problemas a los que nos exponemos en el futuro.

En opinión de Jesús Diéguez, responsable de AGTAMAR-UPTA, es imprescindible la modificación en la cotización de los trabajadores autónomos de nuestra región y país. Una de las medidas que proponemos para paliar esta situación, es que al menos el  30% del total del sistema cotizará en un tramo superior al doble de la base mínima, con la aplicación de esta medida se recaudarían más de 17 millones de euros.

Esta sería la propuesta de la cotización en función de los ingresos, estableciendo para ello un cálculo progresivo en el que los autónomos que cuadruplican los ingresos de la media tengan que realizar un esfuerzo en su cotización, además tenemos que recordar establecer una cotización especial a los que sus ingresos anuales están por debajo del salario mínimo interprofesional, estableciendo de esta manera la solidaridad contributiva al sistema.